LOGO                                                     h     

                                                                            

 
   
             

Colombia es uno de los países con mayor incidencia de rayos del planeta por encontrarse en un Zona de Confluencia Intertropical (franja de bajas presiones en la zona ecuatorial), por lo que es de gran importancia implementar en industrias y edificaciones en general un adecuado Sistema Integral de Protección contra Rayos (SIPRA), para mitigar los riesgos asociados con la exposición directa o indirecta a las descargas atmosféricas (rayos).

Para definir un Sistema Integral de Protección contra Rayos (SIPRA) o Sistema de Apantallamiento efectivo para una edificación en particular, se debe realizar una adecuada Evaluación del Nivel de Riesgo de acuerdo a la altura y tipo de estructura, su uso y su indicador de exposición al rayo, entre otros factores, teniendo en cuenta la normatividad internacional vigente recogida en la Norma NTC 4552 y el RETIE.

En general es de gran importancia utilizar un sistema de pararrayos tipo ionizante en edificios de uso común como teatros, iglesias, centros educativos, conjuntos residenciales, centros comerciales, hospitales, etc., ya que el pararrayos ionizante tiene la capacidad de elevar el potencial de la tierra ionizando la columna de aire por encima del pararrayos, para así ir descargando paulatinamente las nubes, de modo que se evite la formación de la Gran Descarga o Rayo sobre la edificación.

FG TRANSFORMADORES SAS ofrece a sus clientes los pararrayos atmosféricos Raythor-D, que están fabricados en acero inoxidable de calidad AISI 316 altamente resistente a la corrosión, y están conformados por una punta o terminal de aire con alta capacidad de ionización del aire y dos aros que forman parte del Módulo Acelerador los cuales se encuentran a muy diferente potencial eléctrico, ya que un aro se encuentra al potencial de tierra al estar conectado a la punta de captación y al conductor del sistema de puesta a tierra, y el otro, separado por soportes dieléctricos de alta capacidad aislante permanece al potencial de la atmósfera, el cual lleva incorporadas una puntas auxiliares excitadoras produciendo una corriente permanente de signo negativo desde el terminal de aire a la toma de tierra, favoreciendo así la formación del trazador ascendente desde la cabeza del pararrayos, que permite la captación y conducción del rayo a tierra apenas comienza a generarse la carga eléctrica.

Los Sistemas de Puesta a Tierra se instalan con varillas de cobre puro o con dispositivos de tierras cilíndricos de 140 cms de altura fabricados con cinta de cobre de 25 mm x 2 mm x 6 metros de longitud distribuidos en forma helicoidal, vertiendo dentro del foso de construcción 90 kilogramos (disueltos en agua) de Gel Hidrosolta (6 dosis de 15 Kgs c/u) de alta capacitancia eléctrica que absorbe la energía del rayo para ir dispersándola sobre el terreno de forma paulatina, evitando la fuga o el retorno de la corriente hacia otras estructuras.

Sistemas de Puesta a Tierra para subestaciones eléctricas en media tensión y sistemas eléctricos en baja tensión son diseñados y construidos, previas mediciones de la Resistividad del Terreno, de acuerdo a los requerimientos específicos de cada subestación o sistema eléctrico a protegerse, cumpliendo todos los requerimientos del RETIE.

Después de la instalación del Sistema de Puesta a Tierra se realiza la medición de resistencia de tierras con telurómetro con certificado de calibración vigente, garantizando una resistencia de tierras <= 5 ohmios, excediendo con amplitud los requerimientos establecidos en la tabla 15.4 del RETIE. La cantidad de varillas o dispositivos a instalar depende del diseño final requerido para cada sistema de puesta a tierra en particular que se requiera.